Memoria

Memoria 1.0

Un gran juego de aventuras en un universo de fantasía

Memoria es un juego de aventuras del tipo point and click (apuntar y hacer clic), en el que destaca el escenario y el ambiente más que la acción. El juego se desarrolla en un mundo de fantasía, con una historia muy elaborada y con un montón de enigmas que pondrán a prueba tus neuronas. Ver descripción completa

PROS

  • La belleza de los decorados
  • Una narración de calidad
  • El sistema de ayuda
  • Los doblajes

CONTRAS

  • Las animaciones
  • La falta de atractivo y originalidad

Útil
6

Memoria es un juego de aventuras del tipo point and click (apuntar y hacer clic), en el que destaca el escenario y el ambiente más que la acción. El juego se desarrolla en un mundo de fantasía, con una historia muy elaborada y con un montón de enigmas que pondrán a prueba tus neuronas.

Una narración impecable reservada a los seguidores de la fantasía

Memoria forma parte de la popular serie Chains of Satinav que salió al mercado en 2012. En ella el héroe Geron, un joven inteligente especializado en solucionar situaciones imposibles, tendrá que salvar a su amada atrapada en una terrible maldición. Para ello, tendrá que investigar el pasado y la vida de la princesa Sadja.

El juego nos da la oportunidad de descubrir un nuevo personaje en Memoria (la susodicha princesa), y dirigir a los dos protagonistas a miles de años de separación. El cambio entre los dos es sutil y encajan perfectamente con la narración, y aceptamos que si esta historia no destaca por su originalidad, al menos tiene el mérito de ser enérgica e impactante.

Un modo de juego accesible pero caprichoso

El cambio entre los dos personajes permite aprovechar los poderes que cada uno de ellos tienen y resolver así los diferentes tipos de enigmas. Porque en un juego de tipo "apuntar y hacer clic" como Memoria, los enigmas y los diálogos representan el corazón del juego y su principal interés.

Es evidente que los enigmas son bastante buenos, aunque a veces te tiras de los pelos por la frustración de no poder resolver los más difíciles. Memoria ofrece un sistema de índices muy bien pensado que a menudo te ayuda a resolver un enigma difícil, ya que las ayudas no siempre son suficientes. La resolución de los enigmas no siempre es muy lógica, lo que es lamentable en un juego de este género.

En lo que atañe al modo de juego de Memoria, es una pena que el desarrollador Daedalic Entertainment no haya pensado más en su sistema de juego desde Chains of Satinav. Los menús son torpes y desagradables, y hay problemas a la hora de seleccionar los objetos con el ratón. Un mal punto para Memoria, que deja de lado el espíritu de los juegos de "apuntar y hacer clic" en beneficio del escenario.

Magníficos decorados pero con un aspecto técnico insuficiente

El primer contacto con Memoria provoca la misma reacción en la mayoría de los jugadores: primero un sentimiento de admiración por la belleza de los decorados y la calidad de la narración. El juego está completamente doblado (en inglés) por actores profesionales y los decorados son todos simplemente espléndidos, aunque a algunos les parezcan un poco aburridos..

Pero el primer problema técnico de Memoria reside en la falta de vida que se percibe rápidamente. Los decorados están congelados, y las animaciones de los personajes son todas simplemente grotescas (un punto ya existente en Chains of Satinav y que no ha sido mejorado). Es una pena que Memoria sacrifique una vez más el aspecto técnico por la narración.

Un magnífico juego para los seguidores de los enigmas retorcidos

Memoria, indudablemente, es un buen juego de apuntar y hacer clic. La narración está muy trabajada, los doblajes y los decorados son simplemente espléndidos. Enseguida te identificas con la historia, con el deseo de saber cada vez más sobre esta fantástica búsqueda que dirigen estos dos héroes.

Memoria, sin embargo, sufre -además de sus limitaciones técnicas - de una pequeña falta de atractivo y originalidad que complican la tarea de destacar sobre un montón de juegos de aventuras gráficos al otro lado del Rhin.

Memoria

Descargar

Memoria 1.0